lunes, 16 de junio de 2014

Maléfica...

Maléfica


Mucha gente me había dicho que estaba buenísima, algunas personas me habían pedido que la fuera a ver, muchas otras me dijeron que no debería perdérmela… Y pues finalmente fui.

Quizás llevaba de manera no consciente muchas expectativas, quizás mis ojitos no vieron lo que muchos otros vieron y vieron muchas cosas que otros no vieron… y la verdad es que si bien me gustó y me dejó algunas reflexiones, no me dejó tan impactada como parece que a más de uno le pareció.

Algunas de las reflexiones que he leído o escuchado no me hicieron mucho sentido con lo que yo vi o sencillamente no las comparto.

Es una película que habla de la fuerza de la mujer… Particularmente no me lo parece. De hecho me parece que fortalece un viejo paradigma (que no comparto): la vida de una mujer se termina cuando un hombre la lastima.

Y como mujer; no estoy hablando como ser humano, ni como madre, ni como madrina, ni como amiga, hermana, tía, sobrina, hija o profesional, sólo como mujer, creo que si alguien te lastima, aprendes de la experiencia, te preguntas qué cosa diferente puedes hacer para no ponerte en el mismo lugar y te das permiso de vivir una nueva con más aprendizaje, con mejores recursos, con mayor madurez y cuidado por ti misma.

No actúas como “chiquita berrinchuda” diciendo “el amor no existe”. Porque (y en eso SI me gustó mucho) el amor no es sólo la relación entre un hombre y una mujer, el amor tiene muchas y diversas dimensiones. Tantas como sistemas sociales hay.

Es una película que reconoce el abuso de los hombres a las mujeres. Uff!! Particularmente tampoco comparto esta perspectiva. Y me parece riesgosísimo hacer una generalización de este tipo con este tema.

Creo que hay situaciones en que las condiciones sociales realmente colocan a las mujeres (podría decir a muchos grupos de vulnerabilidad, pero por ahora hablemos de las mujeres que es el tema con que vinculan a esta película) en situaciones de vulnerabilidad y abuso. Personalmente creo que es profundamente triste que así sea, y que parezca que como humanidad hemos aprendido poco o nada de nuestra historia. Y sigo creyendo que no es un tema de mujeres o de hombres, es un tema de sociedad, de creencias, de historia, de dinámica colectiva.

Y, no me parece que sea el caso de esta película. En esta específica situación esta es una mujer poderosa, fuerte, bella, inteligente, capaz de cuidarse y defenderse por sí misma, que no lo hizo.

Y me parece super riesgoso colocarla en un lugar de víctima, poniendo  toda la responsabilidad en el personaje masculino, porque entonces no vemos la parte de ella en esta situación de riesgo. Y creo que si no la vemos, seguimos poniendo a la mujer en una situación de indefensión que NO es real, insisto en este caso específicamente, desde mi perspectiva.

Permítanme explicar.

¿Qué me dice la narración? Una chavita que conoce a un chavito y que se hacen amigos. Por favor, no perdamos de vista en qué condiciones: él robando.

Y no sólo eso, su diálogo después de que ella devuelve la piedra al estanque, nos re-confirma que él no tiene una perspectiva de valor similar al que ella tiene.

¿Es una niña, no se dio cuenta? Ok. Más tarde él le vuelve a reconfirmar que es consistente, cuando le informa dónde está su corazón y su ambición: en el castillo.

Por si esto fuera poco, luego la historia nos dice que “siguiendo su ambición y su amor por el dinero y el poder” se aleja de ella y la deja de ver por muuuuuuuchos años.

Por favor, si un tipo con esta historia, aparece después de muchísimos años para decir que quiere alertarme porque me quiere proteger, con todo respeto a la buena Maléfica, me parece un comportamiento “verdaderamente estúpido”, recibirlo con el corazón abierto y confiando, cuando no ha dado ninguna muestra conductual de que es confiable.

No me malentiendan, no estoy diciendo que Maléfica es responsable del abuso que él comete, él es responsable 100% de su parte; sólo estoy diciendo que en esta situación, ella se colocó en un lugar de vulnerabilidad, y como seres humanos (y las mujeres somos seres humanos) somos responsables de cuidarnos a nosotros mismos (más cuando somos adultos) y mucho más si tenemos tantas señales de peligro.

Es que fue por amor… Esto es lo que he escuchado de argumento al punto anterior.

Particularmente tengo una perspectiva muy distinta. Primero, no creo que el enamoramiento sea amor. Dudo mucho que se pueda amar a alguien que ha dado tantas muestras de poco amor hacia uno. Y si se siente, con todo respeto NO creo que sea amor, puede ser necesidad (tengo un vacío y prefiero llenarlo con la ilusión), arrogancia (yo lo voy a cambiar), necedad (un día me va a querer),  soberbia (ya se dio cuenta cuanto valgo) o muchas cosas, pero dudo mucho que sea amor.

El amor es algo que se cultiva, que se alimenta, que nutre, que enriquece, que cuida, que procura, no que lastima, que daña o que abusa. Y dar nuestro amor a quien no lo merece es ponernos en una condición de vulnerabilidad y riesgo.

Algunas otras cosas que de verdad me erizan de la película…

·     El trío de Hadas Madrinas… A mí no me parece graciosa su participación. Si es una película que describe una realidad social. No es divertido el trío de hadas, que primero saben de la historia con “los humanos” (lo dicen, pero no cuidan a Maléfica ni la previenen de los riesgos), luego cambian de lado (a dónde les conviene traicionando a “los suyos”), luego toman un lugar preponderante estúpido en el crecimiento de Aurora. En fin que me parece que no es gracioso, ni divertido.

·     El traspasar la responsabilidad a nuestros hijos… Algo que me parece fuerte es el tema de que  Stefano no se haga responsable de sus actos, los asuma y los enfrente. Si bien entiendo que todos tenemos historia, creo profundamente que el traer hijos al mundo nos demanda la responsabilidad de trabajar con nuestras historias. Y si bien creo que la vida se abre paso, con y a pesar de nosotros, también creo que es para algo, y no dejo de creer que es una gran oportunidad para quienes nos han regalado la posibilidad de ser progenitores de mirar hacia nosotros.

·     La venganza es mejor que recuperar mis alas y tomar mi vida… Cuando vemos la totalidad de la película, nos damos cuenta que Maléfica pudo ir por sus alas. Con la ayuda de Diaval pudo hacerlo mucho tiempo atrás, pero en lugar de utilizar sus recursos para recuperar su vida, su poder, “sus alas”, los utiliza para la venganza. ¿A qué precio?

·     El amor maternal es el único amor verdadero… Creo que esta es una de las cosas más poco lindas para mí de la película. Hacen una verdadera confusión de amores. Un amor no sustituye a otro, no toma su lugar. La vida está llena de diferentes amores: maternal, paternal, amistad, amor, vocación, etc., etc. y todos pueden ser “verdaderos” y todos pueden tener un lugar y no se llenan unos con los otros. Este modelo de “madrinaje” sólo incrementa las posibilidades de una siguiente generación con temas entre hombres y mujeres. ¿O también se nos pasó el tema de que el padre y la hija no parecen tener una relación nunca? Y que se descalifica totalmente su función al final, donde la hija es coronada en el reino de ella y no en el que le pertenece.

¿Qué si me gusta?

Me gustan las muchas posibilidades que surgen cuando se mira no desde una mirada de feminismo, sino desde una mirada de sistema.

-      La vida no es de una dimensión, no es blanca o negra. No es responsabilidad de unos y no de otros. Es multidimensional, llena de tonalidades y todos somos 100% responsables de nuestro 50% en la cocreación. (o el % que nos corresponda, dependiendo que tantos actores participamos en ella).

-     Los adultos cercanos (hadas y con quien sea que él vive en el granero) tienen una responsabilidad en nuestro desarrollo. Para que un niño crezca sano necesita un entorno que le dé seguridad. Si partimos de la premisa, que como humanidad, todos tenemos historia, entonces esto sólo es un tema de grados. Y es nuestra responsabilidad como adultos asumir lo que nos toca cuando traemos hijos al mundo.

-     Cuando la energía se focaliza en la venganza y no en recuperar nuestra fuerza de vida, vamos a pagar un precio tanto o más alto que la propia experiencia que la generó.

-      Si aprendemos de la experiencia, podemos recuperar nuestra vida (no importa que sea 16 años después) o perderla en ello ante la necedad.

-      Todos los seres humanos tenemos historia y en mucho respondemos a ellas. Y si bien esta historia no justifica nuestros actos, si nos permite una visión más humana, compasiva e incluyente (esto para mí, no es sólo en el caso de Maléfica también en el de Stefano).

En fin que mi resumen sería, si la veo con ojos de sistema, me parece una película interesante. Si la veo con ojos de feminismo, la verdad me parece horrible el tipo de paradigmas que fortalece. ¿Con qué ojos la viste tú?

3 comentarios:

  1. Muchas gracias por este aporte Katia. Estoy de acuerdo contigo. Me gustaría hacer otro aporte y es la lectura metafórica. Una mujer con alas, ve que esas alas son robadas por el hombre - hijo del Rey - patriarcado, que es el sistema actual. Ella se queda tocada y rabiosa contra ese sistema - que es lo que ocurre en muchos casos en la actualidad. La salida viene por la emergencia de un nuevo sistema, en donde el patriarcado muere. Salu2.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario Antonio. Comparto que la idea es por una nueva forma.

    Quizás la pregunta sería ¿Qué necesitamos hacer diferente, unos y otros?

    Te abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Katia.

    Desde que dije que iba a ver la peli... ya pasó meses. Pero por fín lo he visto en dvd :-)

    En efecto, me ha encantado la pelicula, de eso no hay duda. Pero como dices tú, es evidente y refuerza la guerra entre hombre-mujer, hombre que hace daño a la mujer, mujer emocional (aunque es algo bello, también es lo que la hace sufir), ... así que totalmente de acuerdo con tu punto de vista, que de no haberlo leido tu post, seguramente no habría percatado con tanta nitidez.

    Ahora, hay peliculas neutras donde las protagonistas son enteramente mujeres (ej. Frozen)... pero no se me ocurre una pelicula a la inversa. Es decir, la mujer que agrede a un hombre (excepto casos de psicotapas, locas, obsesivas, etc).

    Muy curioso y gracias por este post provocador.

    Un saludo.

    ResponderEliminar